Destacados

Cerca de cincuenta hospitales de toda España utilizan la tecnología de reconocimiento de voz de la empresa murciana Vócali

Hospitales de toda España se suman al uso de la tecnología de reconocimiento de voz, que permite realizar un informe médico o transcribir una operación usando única y exclusivamente la voz. La tecnología, similar a la que se usa en domótica e inmótica, supone un considerable ahorro de tiempo y costes ya que, al dictarse mucho más rápido de lo que se escribe, los profesionales médicos pueden tener un informe de manera inmediata.

De momento ya hay cerca de cincuenta centros sanitarios españoles usando la tecnología creada por la empresa murciana Vócali (alojada en el Parque Científico de Murcia), la única en la Región dedicada al desarrollo de estos sistemas desde hace siete años. Entre ellos, el Gregorio Marañón y el MD Anderson Cancer Center, que acaban de incorporar la herramienta para uso en quirófano.

El sistema de dictado automático de informes (INVOX Medical Dictation) evita que el personal sanitario tenga que escribir o teclear historias clínicas e intervenciones quirúrgicas posteriormente  a su finalización, tareas que se sustituyen por un dictado de voz que, en tiempo real, queda plasmado en un documento de texto y almacenado en el ordenador. De este modo se mejora el trato al paciente, puesto que el médico puede centrar toda su atención en él y no en la redacción del informe.

Por otra parte, el sistema de reconocimiento de voz facilita el control de la desviación de gasto en quirófano gracias a una aplicación pionera en España que también usa tecnologías de reconocimiento de voz: el INVOX Quirófano. Durante la intervención el personal auxiliar sólo tiene que nombrar en voz alta el material que se utiliza, de tal forma que al finalizar la operación se sabe con exactitud qué material se ha gastado y cuál es el coste.

Además, para los hospitales supone un ahorro económico gracias a la mejora de la productividad del personal o la supresión de contratación de ‘pools' de transcripción de informes médicos.

Aunque la tecnología de Vócali se usa, sobre todo, en centros hospitalarios, también se aplica en la domótica e inmótica, permitiendo controlar persianas, luces o aparatos de climatización a través de sencillas órdenes de voz. Asimismo se ha aplica en el uso de robots, para los que se ha desarrollado una interfaz de voz específica para controlarlos, y en telefonía móvil, con sistemas telefónicos que intentan mantener una conversación hablada con una persona a través del reconocimiento del lenguaje.