Destacados

Aquaporins & Ingredients desarrolla un té verde con brócoli enriquecido con un 95% de potencial capacidad antitumoral

Brócoli en cultivoLas células cancerosas mueren más eficazmente si se incuban en una mezcla de té verde y brócoli enriquecido. Es una de las conclusiones a las que han llegado en Aquaporins  & Ingredientes, empresa adherida al Parque Científico de Murcia, y en la que trabajan investigadores del CEBAS-CSIC.

Los estudios realizados por socios de la empresa, miembros del departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos del CEBAS-CSIC, se han centrado en células tumorales in vitro para comprobar la capacidad de disminución de su crecimiento, que es del 95% cuando se mezcla té verde orgánico con infusión de brócoli al 50% cada uno. Por separado, el té reduce un 75% el crecimiento de las células cancerosas, y la infusión de brócoli lo hace en un 55%.

La mezcla de ambos elementos parece perfecta teniendo en cuenta las ricas propiedades para reducir, potencialmente, la capacidad antitumoral. Por una parte, el té verde contiene componentes con potencial actividad anticancerígena, gracias a los polifenoles que posee, que inhiben la proliferación de una amplia gama de células cancerígenas, incluyendo las que provocan el cáncer de colon. Por otra, el brócoli es rico en fitoquímicos (sustancias que se encuentran en los vegetales y que, aunque no son fundamentales para la vida, son beneficiosas para la salud, ya que retardan el envejecimiento, protegen contra enfermedades cardiovasculares y contra el cáncer). En concreto, posee glucosinolatos y polifenoles, fenoles simples y nutrientes esenciales, que protegen contra la oxidación.

Los resultados de la investigación, en la que se ha comprobado que estas infusiones ejercen una inhibición del crecimiento de las células cancerígenas, pueden ser la base para futuros estudios con personas –el grupo ya tiene evidencias de que los compuestos beneficiosos de estas infusiones son asimilados por el organismo- así como para el desarrollo de nuevos alimentos, tanto nuevas variedades de té como otros en los que se pueda incorporar este ingrediente de brócoli, como es el caso de los zumos de hortalizas, cremas o sopas.

El futuro próximo de esta investigación, que se realiza conjuntamente con hospitales, es aplicarla en el campo médico y experimentar con pacientes si fuera posible. Por otro lado, la investigación inmediata se basa en ver el porcentaje de asimilación que tiene el ser humano de los metabolitos de degradación de esta infusión y ver sobre qué marcadores específicos de ciertas enfermedades -compuestos del organismo que se disparan o se inhiben con algunas patologías-  actúa. Es decir, si lo que ingerimos es asimilado y no excretado y en qué proporción. La última fase, finalmente, se centraría en el campo clínico.

La nueva variedad de té creada a partir de esta investigación ya está patentada y a la espera de su comercialización. Durante cuatro meses, el equipo cultivó plantas de brócoli en un clima mediterráneo semiárido en las condiciones agronómicas óptimas para estimular la síntesis de compuestos bioactivos. De estas plantas se extrajo el ingrediente enriquecido utilizado en los experimentos.

El cultivo del brócoli es una de las principales actividades agrícolas en la región de Murcia, donde el año pasado se produjeron más de 200.000 toneladas, y está dirigido al consumo humano, mientras que su biomasa apenas se utiliza. Además, el consumo de té verde también está extendido por todo el mundo gracias a sus propiedades antioxidantes, de prevención de enfermedades crónicas y envejecimiento. Asimismo, es antibacteriano, antiviral, tiene potenciales componentes antitumorales y puede ser beneficioso en caso de problemas cardiovasculares, pulmonares o enfermedades neurodegenerativas.

Los autores del trabajo del té son Raúl Domínguez-Perles, Diego A Moreno y Cristina García-Viguera. Por otra parte, el cultivo de brócoli, la producción del polvo para la infusión y la autoría de la patente del polvo corresponde a Micaela Carvajal, Mª Carmen Martínez-Ballesta, Diego A. Moreno y Cristina García-Viguera que, a su vez, forman parte de Aquaporins & Ingredients.